Baile

 

El flamenco puede practicarse desde los cuatro años y es un ejercicio muy completo, tanto para niñas como para niños. 

algunos de los beneficios que aporta este maravilloso baile son:

 

  • Elasticidad,

  • Sentido del ritmo

  • Relaciones sociales

  • Cultura

 

Además, fomenta la sociabilidad y el espíritu de sacrificio de los más pequeños, a la vez que mejora el sistema cardiovascular y ejercita la mente al memorizar las coreografías.

 

Gracias a las coreografías, en las que se combina el uso de las castañuelas, abanicos y mantones, y a un intenso calentamiento previo, las mejorías físicas y mentales se perciben desde el primer día. En varias sesiones de flamenco se aprenden los compases, la técnica de zapato, los brazos, las palmas, y se hacen coreografías.

 

En el calentamiento se hace ejercicios articulares de hombros, tobillos y muñecas, y los ejercicios de pies; planta y tacón. Después se trabaja con los diferentes compases con palmas y marcajes y por último el ensayo de un baile.

 

(*) Esta actividad se llevará a cabo en base al interés de los padres.